Sigue a la Plataforma Popular Constituyente

Inicio

Usted está aquí

Por un proceso constituyente de carácter cultural...

poder popular poder cultural

HACIA UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE DE CARÁCTER CULTURAL 

En el marco del llamado a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es necesario realizar algunas reflexiones para comprender la relevancia de este momento histórico, el cual deber estar signado por un profundo proceso de transformación cultural desde las bases, es decir, desde la conceptualización de nuestra Nación. 

La opresión y dominación de Nuestra América ha estado precedida históricamente por el arrase cultural y la desmemoria, logrando invisibilizar el genocidio cultural de la región y banalizar nuestra esencia como pueblo, nuestra identidad. Creando íconos, modelos y símbolos que sustituyeron el ideario e imaginario cultural propio, además de convertir a nuestros pueblos en meros consumidores culturales sin identidad.

Venezuela es referencia mundial de resistencia contrahegemónica; con todas sus debilidades y dificultades. Estamos penetrados de forma nunca antes imaginada. La cultura capitalista ha sido instalada en Venezuela, arraigando sus antivalores, generando niveles de alienación que se han colado desde lo musical hasta la simbología propia, para construir un sistema de valores inverso y perverso.

Fray Beto nos refiere a la globocolonización, que va más allá de la globalización, ya que le imprime una orientación política concreta e intencionada. No se trata de un proceso natural y limpio, porque tiene una finalidad de dominio material, especialmente en lo cultural.

El orden mundial hegemónico no está en gestación, existe y cada vez se fortalece más. Tiene una institucionalidad política (ONU-OEA), de guerra (USA-OTAN) y también cultural, que a través de la imposición de corrientes, modismos y patrones culturales foráneos, ha alcanzado niveles preocupantes, en los que el diálogo intercultural ha sido arrasado por una hegemonía exclusiva, que hasta llega a las culturas de más alta resistencia histórica y ancestral. Producto de las tecnologías, éstas han sido penetradas, creando una cultura subversiva negativa que favorece el dominio imperialista. Haciendo la similitud con los “falsos positivos” colombianos, nos han creado “falsos necesarios” en materia cultural.

En la coyuntura actual, podemos afirmar que las culturas y su diversidad están en riesgo latente rumbo a la extinción. Esto coronaría la mayor de las victorias para la hegemonía imperialista.

A partir de la pérdida física del Comandante Hugo Chávez, la Revolución Bolivariana ha reblandecido el impulso de lo cultural como pilar fundamental de la construcción del socialismo. Se ha retrocedido en el avance y la resistencia cultural liberadora, en la descolonización de la conciencia. Cada día la soberanía cultural está siendo asediada y contamos con menos herramientas para librar la batalla.

El desarrollo de las fuerzas productivas culturales o industrias culturales imperialistas es tan igual o mayor que su desarrollo armamentístico. Día a día cientos de millones de dólares circulan a través de la industria cultural. Se disparan balas y misiles que van directo a la conciencia de nuestros pueblos. Sin embargo, visualizamos la carrera armamentista y no la guerra cultural.

Frente a eso debemos superar la actitud pasiva – defensiva, pasando a la ofensiva,  donde la revolución debe ser vanguardia, reposicionándonos como proyecto país y retomando la Batalla de las Ideas, que fue aportada por los Comandantes Chávez y Fidel.

Si retomamos la lucha e idea, fuerza de la Batalla de las Ideas, podremos generar junto al poder popular organizado la dirección correcta y orientación de una verdadera política pública cultural revolucionaria y a su vez, el accionar de la revolución.

En este sentido, al hablar de un proceso constituyente nacional debe incorporarse la transformación cultural como parte estratégica en su accionar y en consecuencia, asumirlo en su aspecto defensivo y ofensivo, desde la organización de la Revolución. Estamos enfrentando un adversario mayúsculo en manipulación cultural y de conciencia. Si la vanguardia no lo visualiza así, seguiremos en un estado de inconciencia que nos sumirá en la derrota.

Debemos hacernos de nuevas herramientas y recuperar las existentes para fundar una producción artística, cultural e ideológica socialista. El desarrollo tecnológico que ha alcanzado la Revolución Bolivariana no ha sido acompañado por un desarrollo de contenidos propios hacia un modelo de Estado Comunal Socialista.

Es necesario abrir un profundo debate sobre cómo en la convivencia, aun con el sistema capitalista, hacemos uso de su fuerza y herramientas para revertirlo. De lo contrario, terminaríamos fortaleciendo, reciclando y/o profundizando los niveles de alienación de nuestro pueblo.

El sistema capitalista ha creado una estructura de “instituciones” que manipulan la producción cultural e ideológica, con lo cual también mimetizan y se apropian de los focos de rebeldía y resistencia que aparecen tomándolos para sí, creando íconos que parecen nuestros y con un discurso políticamente correcto,  pero que terminan fortaleciendo el sistema imperante.

Este momento histórico exige que nos pensemos en colectivo, desconfiando de falsos “líderes” y “pensadores” que pretenden manejar la producción intelectual contemporánea, que no está exenta de influencias de los modelos de pensamiento imperialistas creados deliberadamente para la dominación y sostener ideológicamente el sistema capitalista. De modo que debemos dirigirnos a derrumbar esas instancias de manipulación cultural capitalistas y que surjan del seno del pueblo esquemas propios de valoración que resistan el poderío industrial imperialista.

El chavismo es una cultura en ciernes, para la vida y para la paz, que debe ser modélica  para los revolucionarios como síntesis de la compresión del cambio histórico. Una referencia a la conceptualización de la sociedad que queremos, del país que queremos, donde una ética y una estética desde la concepción humanista y socialista, es indisoluble. Una concepción que construye y crea valores, belleza, conciencia, cambio, dialéctica, movimiento, sentido histórico, Patria, futuro y verdadero desarrollo, humildad, rebeldía, gallardía, luchadores, trabajadores.

Lo cultural es  la base fundamental en la construcción del nuevo Estado Comunal Socialista, pero existe una colisión entre la cultura colonial existente y el emergente poder popular. La organización del pueblo en torno al hecho cultural se ha fortalecido para la producción artística, pero la emergencia de una nueva forma política organizativa comunal no se ha logrado concretar.

La visión burguesa de la cultura que ha posicionado el imperialismo, ha producido un imaginario de desvinculación entre el hecho cultural y la construcción de nuevas formas sociales de organización, generando unos niveles de conciencia y prácticas conductivistas en la creación de las comunas, que no ha permitido valorar en su justa medida a la comuna como un espacio geopolítico social preeminentemente cultural.

Continuará…

 

Ricardo Pérez

(basado en una cayapa una tarde guanareña rodeado de muy buenos amigos.)

Nuestras Luchas: 
HACIA UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE DE CARÁCTER CULTURAL 

En el marco del llamado a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es necesario realizar algunas reflexiones para comprender la relevancia de este momento histórico, el cual deber estar signado por un profundo proceso de transformación cultural desde las bases, es decir, desde la conceptualización de nuestra Nación. 

La opresión y dominación de Nuestra América ha estado precedida históricamente por el arrase cultural y la desmemoria, logrando invisibilizar el genocidio cultural de la región y banalizar nuestra esencia como pueblo, nuestra identidad." data-share-imageurl="http://www.chavismobravio.org.ve/sites/default/files/field/image/poder_popular2.jpg" style="position:fixed;top:0px;left:0px;">

Todas Nuestras Luchas

Plataforma Popular Constituyente

RESISTENCIA: Universidad Indígena de Venezuela

Cada Latido Cuenta

Quienes Somos

Por una Constituyente de la Gente: ¡Plataforma Popular Constituyente!

Nosotras y nosotros, herederas y herederos de las luchas históricas del pueblo venezolano y nuestroamericano, hijas e hijos del ’89, del 4 de febrero, del 13 de abril -y más recientemente- los del 09 de diciembre de 2015; nos unimos para impulsar una Plataforma Popular Constituyente, como apuesta de movimientos y organizaciones sociales, para garantizar protagonismo del pueblo de a pie, consciente y orgánico, en la Asamblea Nacional Constituyente. Por el socialismo centrado en la descolonización, el feminismo y la defensa de la madre tierra como principios para una sociedad del vivir bien; frente al fascismo, al capitalismo, al patriarcado, al sectarismo, que intentan imponernos en una agenda de tristeza, destrucción y muerte.

Leer más...

www.chavismobravio.org

ChavismoBravío en Altamira

ChavismoBravío en Altamira

Audio Bravío

Feministas

Pobladores

Vota

Chávez Pueblo Bravío

Ver más...

 

Drupal theme by pixeljets.com D7 ver.1.1