Sigue a la Plataforma Popular Constituyente

Inicio

Usted está aquí

Coincidencias Programáticas del Chavismo Bravío

El programa de la Plataforma Popular Constituyente, como instrumento político – orgánico de los que hemos denominado chavismo rebelde, popular, bravío; es resultado de una síntesis de las propuestas generales de las organizaciones que la integran, tratándose de un programa mínimo que articula nuestra propuesta para el país en las actuales circunstancias, en que el Gobierno Bolivariano, el pueblo venezolano y la democracia están bajo asedio.

Siendo así, debemos asumir una posición de firme defensa de la Revolución Bolivariana y de la democracia, fuera de actitudes vanguardistas, reconociéndonos como parte del pueblo atacado y fijar posición desde nuestros problemas fundamentales, que en este momento son principalmente materiales. Atacando nuestra economía han atacado nuestra moral, que ha generado todo un fenómeno de repliegue popular del espacio público, de la política, y paralelamente un fenómeno de despolitización del conflicto, promovida tanto por el antichavismo fascistoide, como por el reformismo oficialista que ya no desea luchar, que por su condición pequeño-burguesa, no está resuelta a llevar la Revolución hasta sus últimas consecuencias y, por tanto, está prácticamente en huelga de brazos caídos, procurando maniobras y atajos para conservar cuotas de poder o por lo menos, privilegios.

Como espacio amplio en el seno del movimiento popular, nos concentraremos en las banderas políticas y reivindicativas de consenso y que orientarán en términos generales nuestras luchas sectoriales, concentrando esfuerzos. Este busca ser un bosquejo de puntos principales a posicionar en el debate nacional, que encontrarán su profundización en la expresión desde nuestras diversas vocerías sectoriales y territoriales del movimiento popular.

 

¡EL CHAVISMO BRAVÍO PONE EN LA MESA CONTENIDO!

¡CON LA GENTE, AL DEBATE CONSTITUYENTE!

 

LO ECONÓMICO:

¡Por una economía al servicio de la vida y de la gente!

  • Redacción de un capítulo en la Constitución dedicado a la economía comunal, que considere los siguientes ejes:

 

El modelo económico socialista se basa en una economía en función del cuidado y reproducción de la vida en el planeta, supeditada a los intereses comunes del pueblo trabajador. Los ingresos nacionales producto de la renta petrolera (98%) deben apalancar el nacimiento de una economía verdaderamente productiva, basada en estos principios como imprescindible fundamento del nuevo Estado comunal y popular. Los “derechos económicos” reconocidos actualmente en la Constitución deben trascender hacia el planteamiento de este nuevo “sistema económico” por construir, como única posibilidad de superación de la crisis sistémica actual. Este modelo debe considerar además, como bienes comunes, los recursos naturales como el agua, la biodiversidad, la riqueza genética, los minerales y que gobiernos neoliberales lacayos privatizan impunemente a través de la explotación transnacional.

  • Por una economía mixta, racional, planificada, sostenible, productiva, bajo control de la sociedad en todas sus etapas para garantizar la distribución y comercialización justas y no en función de desangrar el salario del pueblo trabajador para el beneficio de unos pocos.
  • Contundentes mecanismos de control del libre mercado especulativo, reflejado en el galopante aumento de los precios, para la defensa del salario real a través del poder popular, como una nueva institucionalidad, única capaz de imponerse al metabolismo económico capitalista, rentista y parasitario.
  • Reivindicación del trabajo como fuente y principio de la vida económica del país.
  • ¡Para el pueblo los medios de producción! Confiscación de bienes a empresas estafadoras.
  • Por un marco constitucional que reconozca nuestro régimen mixto de propiedad: social, comunal, familiar, estatal y privada. Establecer con mayor precisión el modelo económico mixto de carácter social e inclusivo basado en tres formas principales de propiedad.

 

PROPIEDAD SOCIAL Y COMUNAL: definir como constitucional las formas de propiedad comunal, asociativa, colaborativa dejando establecido que el Estado dará especial atención a este sector estableciendo un % del PIB a su impulso y desarrollo. Es necesario avanzar en el fortalecimiento del Sistema Económico Comunal, como aparato dinamizador de la economía, donde las formas de propiedad social garanticen ocupación productiva.

PROPIEDAD BAJO GESTIÓN ESTATAL: Explicitar cuáles son los sectores estratégicos que el Estado debe controlar para garantizar la soberanía, los derechos de la población y la independencia económica de la Nación. Con el añadido de que es fundamental transformar las empresas de esquema capitalista bajo control del Estado en Empresas Públicas Socialistas donde la piedra angular de su gestión sea la participación activa de las y los trabajadores en la planificación, gestión y control de la producción.

PROPIEDAD PRIVADA, NACIONAL E INTERNACIONAL: Establecer un marco constitucional que dé asidero jurídico a las inversiones privadas. Debe haber claridad de los sectores, alcances y normativas de la inversión privada; la pequeña y mediana empresa, los proyectos de emprendimiento deberán tener un impulso especial dentro del modelo económico nacional.

  • ¡Distribución justa de la riqueza! Por la obligación constitucional de destinar los ingresos económicos del país al desarrollo productivo en el marco del modelo económico mixto, y al desarrollo social en aspectos prioritarios como salud, educación, alimentación, investigación y desarrollo tecnológico. El incumplimiento de esta disposición deberá ser un delito que contemple sanciones contundentes.
  • Control y seguimiento popular, ciudadano, participativo y protagónico de la gestión económica y la administración de los recursos públicos. Información sobre las asignaciones presupuestarias, subsidios, transferencias e ingresos propios, con énfasis en la asignación de divisas al empresariado, la planificación de la distribución de las mismas y su uso posterior efectivo.
  • Gestión directa y democrática del proceso social del trabajo.
  • Vinculación (punto y círculo) de las organizaciones de trabajadores y trabajadoras de las empresas productivas existentes en el territorio con las instancias de gobierno comunal para garantizar procesos de contraloría permanentes y la administración popular de los recursos resultantes de los excedentes de las empresas de propiedad social.
  • Encadenamiento productivo en cada una de las áreas desde las instancias de organizativas de base de los trabajadores y trabajadoras, para la planificación de la producción y el fortalecimiento de los procesos de investigación e innovación tecnológica.
  • ¡Independencia económica o nada! Por el fomento de emprendimientos productivos comunales, familiares y particulares con acompañamiento y seguimiento en lo técnico-productivo, económico y ético, bajo control popular, para aumentar los niveles de actividad económica.
  • Mantener la prohibición de los monopolios y por una tasa tributaria socialmente justa. Tributan más, quienes más tienen. Establecer el impuesto a la concentración de riqueza e impuestos al lujo, el incremento progresivo en los impuestos que pechen a los grandes capitales ociosos e improductivos y la abolición progresiva de impuestos regresivos y confiscatorios como el IVA.
  • Democratización de la banca y de la actividad financiera bajo control popular.
  • Unificación y fortalecimiento del sistema de banca pública en un banco fuerte y único para la distribución de los excedentes en beneficio del pueblo trabajador y para contener la especulación financiera de la banca privada.
  • Mejoramiento y control del sistema de comercio electrónico, controlando y declarando de utilidad pública a las empresas de ese sector.

 

LO POLÍTICO:

 

¡Poder Popular, base de la nueva sociedad!

Los niveles de organización de la gente se han elevado enormemente durante los últimos 18 años (por ejemplo, los 46.813 consejos comunales y las 1.743 comunas registradas, según datos del MPP para las Comunas 2017) y hoy que existen formas concretas de organización, participación y protagonismo directo del pueblo, es justo elevar y fortalecer al Poder Popular organizado en sus más diversas expresiones. La originalidad del proyecto de democracia de la gente reside en lo emanado desde las bases y los aparatos no estatales; el Poder Comunal es una instancia de poder genuino que no solo gestiona políticas públicas, sino que la Comuna es el espacio territorial donde en pueblo consciente de su papel histórico se encuentra para construir esa nueva forma de poder, de democracia pero también la nueva formas de relaciones sociales, productivas y éticas.

Este gran proceso organizativo debe desarrollarse y robustecerse mucho más, sin tutelas del viejo Estado viciado que lo influye y contagia con prácticas burocráticas burguesas; el poder popular constituyente debe ser independiente, creativo, crítico y propositivo, por ello las garantías constitucionales concretas al Poder Popular sin duda alguna representan una profundización democrática en la Venezuela Bolivariana.

  • Potenciar y hacer irreversible la democracia participativa y protagónica como modelo rector de nuestra sociedad en el ejercicio de su ciudadanía.
  • Profundizar la transformación del Estado y los mecanismos de gestión del gobierno en función del principio de transparencia en la gestión pública, y la desburocratización del aparato estatal para abrir mecanismos de lucha contra la corrupción, contemplar la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos de personas involucradas en casos de corrupción.
  • ¡Por una gestión y una política menos discrecionales y más democráticas y populares! La democracia obedencial es parte de la democracia participativa y protagónica, el principio de mandar obedeciendo la fortalece, las decisiones tomadas en los espacios de participación social deben ser de carácter vinculante para la planificación y el desarrollo de la gestión pública.
  • Redacción de un capítulo destinado al Estado Comunal, que contemple los siguientes aspectos:
  • Dar rango constitucional al poder popular en sus más diversas formas de concreción.
  • Reconocimiento de la comuna como instancia de auto-gobierno territorial, garantizando la asignación de recursos a través de un situado constitucional; que permita la eliminación de la “parroquia” como esquema de organización, transferencia de la propiedad ejidal a las comunas.
  • Reconocimiento del Poder Popular como un poder más del Estado.
  • Contemplar el desarrollo de la cultura comunal y sus valores (ética, honestidad, eficacia, cooperación, democracia, participación, respeto…) a través de nuestro sistema educativo, en todos los niveles.
  • Paridad de género con alternancia en todos los cargos de elección popular y en las instancias del Estado, acompañado de garantías que brinden mayores condiciones para la participación política equitativa de las mujeres.

 

LO SOCIAL:

  • Ampliar y profundizar los derechos sociales conquistados a través de políticas de atención como el sistema de Misiones y Grandes Misiones, y su garantía en cogestión con el poder popular.
  • Ampliar el principio de soberanía como un eje transversal en el ámbito territorial, político, económico, cultural y alimentario, que garantice el control popular sobre la mayor cantidad de instancias sociales.
  • Ampliar el derecho a la vivienda incluyendo el derecho a la ciudad, el derecho a habitarla, poblarla y construirla.
  • Blindar al Estado Bolivariano contra la privatización de los derechos y deberes sociales fundamentales.
  • Prohibición de la atención médica condicionada al pago, de los casos de emergencia en los centros de salud privados
  • Despatriarcalización y descolonización del Estado y de la cultura, reconociendo nuestra diversidad de saberes y como una necesidad primordial de nuestra transformación como pueblo.
  • Por el derecho a una sociedad libre de patriarcado y machismo, basada en el respeto al papel de la mujer.
  • Por mayores garantías de mejores condiciones para el libre desenvolvimiento de las capacidades de las mujeres, por el derecho al acceso a trabajo de calidad y a una vida libre de violencia, mayor seguridad social para las trabajadoras del hogar.
  • Profundización de los derechos sexuales y reproductivos:

 

¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir!

  • Derecho al parto humanizado y a la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, a la par de garantías sociales para la educación sexual pertinente y de calidad en todos los niveles y acceso gratuito e igualitario a mecanismos anti-conceptivos.
  • Reconocimiento de los derechos y la unión entre personas del mismo sexo, basado en el respeto y la no estigmatización social a la diversidad sexual.
  • Contra la discriminación en todos los ámbitos de la vida social de la sexo-género-diversidad, que considere el reconocimiento de la identidad transexual e incorporación en el artículo 21 de la Constitución, el reconocimiento y la no discriminación de la identidad de género autopercibida, la orientación sexual, color de piel u orientación política.
  • La alimentación como un deber social fundamental:
  • Fortalecimiento del naciente sistema de distribución popular de alimentos (CLAPs y otros mecanismos populares de distribución como ferias conuqueras, sistemas de consumo y venta planificada…).para ampliar las garantías de acceso a la alimentación del pueblo trabajador.
  • Contemplar la atención especial de los sectores de mayor vulnerabilidad alimentaria, priorizándole en el diagnóstico, la atención, asignación de suplementos nutricionales y recursos para cubrir plenamente sus requerimientos.
  • Potenciar los sistemas de producción y abastecimiento comunal, con el fin de articular encadenamientos productivos locales para el auto-abastecimiento soberano de productos primarios como parte de la planificación integral y articulada a nivel local y nacional de las instancias de auto-gobierno comunal.
  • Potenciar la producción de alimentos estratégicos de alto valor nutricional destinados a cubrir los requerimientos de energía y nutrientes de los sectores más vulnerables (niños, niñas, adolescentes, embarazadas, tercera edad, personas con diversidad funcional).

 

  • Derecho al cuidado y la protección social con corresponsabilidad. El Estado debe garantizar mediante la corresponsabilidad entre los servicios estatales, la empresa privada, la comunidad organizada y las familias, la atención y cuidado de las personas en situación de vulnerabilidad para la erradicación de todas las formas de pobreza.
  • Incorporación de un capítulo sobre la ampliación de derechos y garantías sociales para la juventud como reserva ética, cultural y productiva de la sociedad, que contemple:
  • Promoción y garantías para el acceso a la participación en las instancias democráticas de gobierno y auto-gobierno popular (en el territorio, liceo, universidad, etc.), en función de los valores de patriotismo, respeto, defensa de la paz y la estabilidad política de la Nación.
  • Garantizar el derecho al trabajo digno y de calidad para la juventud. Promoviendo el trabajo liberador a través del apoyo a los emprendimientos productivos en cualquiera de las modalidades contempladas en la economía mixta, priorizando aquellos de propiedad social, comunal y familiar.
  • Derecho al acceso público a la información y a los mecanismos tecnológicos que permitan la formación y la investigación.
  • ¡Educación liberadora para transformar la sociedad!
  • Por la educación emancipadora fundamentada en una nueva praxis, que promueva el encuentro de saberes populares pertinentes, reconozca e incluya la diversidad y esté basada en la cultura de la paz como valor indispensable para la sociedad, así como también el respeto por la vida en el planeta, la unidad del estudio y el trabajo y la investigación y la innovación tecnológica, artística, cultural y deportiva en función de los intereses nacionales.
  • Por un enfoque social no sexista de la educación. Apostamos por una educación no vertical, de carácter popular, que incluya y reconozca todas las identidades.
  • Reconocimiento de todos los sectores y gremios que conforman las comunidades universitarias (estudiantes, docentes de todos los escalafones, trabajadoras y trabajadores administrativos y obreros…), establecimiento de la igualdad política para la elección democrática de las autoridades universitarias y representación igualitaria y con los mismos derechos políticos de todos los sectores que conforman la comunidad universitaria, en las instancias de co-gobierno.
  • Acceso justo y planificado a la educación, priorización de acceso a la educación pública a los sectores más vulnerables, profundizar la comunalización de la educación para revertir el proceso de concentración de los centros educativos en zonas urbanas de difícil acceso para gran cantidad de población, planificación de la oferta educativa en función de las potencialidades locales y los intereses productivos de la Nación, que además permita garantizar el posterior empleo en el país de las y los profesionales.
  • Vinculación directa del sistema educativo con el sistema económico productivo, incorporar la pertinencia educativa como un eje fundamental en todos los niveles.
  • Comunalización de la seguridad ciudadana, para que sea atendida y planificada en el territorio de forma co-responsable, incorporación de aspectos del nuevo modelo policial y medidas de contraloría comunal al funcionariado de los cuerpos de seguridad del Estado.
  • Democratización de la comunicación: sistema público y participativo de comunicación.

 

 

 

 

¡VAMOS POR MÁS: + DEMOCRACIA, +DERECHOS!

¡PORQUE UNA COSA ES ESTAR ARRECHO Y OTRA, METERLE EL PECHO!

Plataforma Popular Constituyente

Chavismo Bravío.

 

Todas Nuestras Luchas

Plataforma Popular Constituyente

Cada Latido Cuenta

Quienes Somos

Por una Constituyente de la Gente: ¡Plataforma Popular Constituyente!

Nosotras y nosotros, herederas y herederos de las luchas históricas del pueblo venezolano y nuestroamericano, hijas e hijos del ’89, del 4 de febrero, del 13 de abril -y más recientemente- los del 09 de diciembre de 2015; nos unimos para impulsar una Plataforma Popular Constituyente, como apuesta de movimientos y organizaciones sociales, para garantizar protagonismo del pueblo de a pie, consciente y orgánico, en la Asamblea Nacional Constituyente. Por el socialismo centrado en la descolonización, el feminismo y la defensa de la madre tierra como principios para una sociedad del vivir bien; frente al fascismo, al capitalismo, al patriarcado, al sectarismo, que intentan imponernos en una agenda de tristeza, destrucción y muerte.

Leer más...

www.chavismobravio.org

ChavismoBravío en Altamira

ChavismoBravío en Altamira

Audio Bravío

Feministas

Pobladores

Vota

Chávez Pueblo Bravío

Ver más...

 

Drupal theme by pixeljets.com D7 ver.1.1